Un estudio apunta a que los neandertales eran pelirrojos

“Hay dos pigmentos y el gen MC1R regula ambos interaccionando con una proteína. Si funciona de forma correcta, se sintetiza el castaño y si hay mutación, se sintetiza el rojizo”, explica el investigador catalán.

El siguiente paso fue comprobar qué efectos podía tener esta mutación en el pelo y la piel de los neandertales, puesto que no existe igual en los humanos modernos. Para ello, en el Instituto Max Planck de Alemania, cultivaron células de la piel y las injertaron el gen mutado. “Enseguida se comprobó que comenzaba a sintetizarse la feomelanina, que es la proteína de los pelirrojos”, comenta Lalueza-Fox.

Más en Mundo Neandertal.