Investigan posibles excrementos de Tigre de Tasmania 50 años después

austin-thylacine.jpgEl zoólogo australiano Jeremy Austin del Australian Center for Ancient DNA se dispone junto a su equipo a investigar excrementos de animales recogidos en Tasmania en las décadas de 1950/60 y que se han preservado hasta hoy día en el Tasmanian Museum and Art Gallery.

El experto en tilacinos Eric Guiler (quien halló los excrementos) afirma que el origen de los restos es más cercano a un tigre de Tasmania que a un perro, mientras que Austin se debate entre el demonio de Tasmania o el quoll.

Austin comenta que si se hayan restos de ADN en los excrementos significaría que o bien corresponden a un tilacino o bien cabe la posibilidad de que un demonio de Tasmania hubiese ingerido carne de tilacino y la hubiera defecado. La relevancia que podría tener el hallazgo en caso afirmativo es que si el tilacino hubiese sobrevivido hasta la década de los 1950/60 aportaría algo de esperanza a la teoría de que aún podrían quedar ejemplares vivos que se han podido ocultar al hombre durante 80 años, ya que al menos lo habrían conseguido hasta 30/40 años después de la captura del último ejemplar en libertad en 1933.

Fuente.

Artículo de la University of Adelaid.